KIT DE ESQUINA

Martes, 22 Septiembre 2020 12:47

LA NUEVA GRAFÍA Y TATUATEXTO II

De banderas y oraciones

La guerra es fea y Un lábaro violentado I y II son piezas que realicé para el Kit de Esquina: Interposiciones visuales y Desdoblamientos del archivo Pinto mi Raya, basándome en obras hechas a partir de textos de años anteriores que se encuentran en mi archivo.

1 bandera batiente baja 2 bandera baja
Yo no celebro ni conmemoro guerras, 2015

Un lábaro violentado I y II parten de una obra de largo aliento de Mónica Mayer y mía que se llama Yo no celebro ni conmemoro guerras que hemos venido trabajando desde 2008 y en específico de una de sus activaciones en el proyecto Batiente 0.7 en la que izamos una bandera con el texto impreso por enfrente y por atrás en la Casa del Lago en el Bosque de Chapultepec, CDMX (2015) a la vez que realizábamos un performance dialogando con el público sobre esta frase. 

Yo no celebro ni conmemoro guerras ha logrado encadenar varias actividades a través de objetos cotidianos, cómo gorras, botones, tazas y banderas. Durante el proceso del proyecto Batiente 0.7 hice varios banderines usando el collage y apegándome al formato o tamaño de una bandera, mismos que muestro arriba.

3 banderin 2 baja 4 banderin 1 baja
Un lábaro violentado I y II, 2020

En el caso de Un lábaro violentado I y II, obra hecha en enero de 2020, realicé estas piezas para hablar sobre la violencia de la guerra contra el narco que llevamos tantas décadas padeciendo en México. En la primera utilizo recortes de los periódicos que a diario dan cuenta de esta violencia y la segunda representa de manera un tanto abstracta el texto en blanco sobre una lápida negra.

5 aguas con el agua baja Aguas con el agua, 1994

6 w 1 baja 7 w 2 baja 8 w 3 baja
La guerra es fea
, 2020

La guerra es fea es una pieza que sigue el formato de uno de los componentes de la instalación Aguas con el agua, instalación que presenté en Alternativas México-Phoenix en Arizona, Estados Unidos, organizado por X'Teresa Arte Alternativo y CRASHarts en 1994. La pieza hacía referencia a los problemas de la relación del uso y manejo del agua entre nuestros países, que sigue siendo un tema de gran vigencia.

Uno de los componentes de esta pieza eran aproximadamente 370 hojas tamaño carta con letras tan grandes que a veces abarcaban una hoja entera. De entre esas palabras saqué una frase paralela a Yo no celebro ni conmemoro guerras.

A través de estas interpretaciones artísticas de este objeto simbólico trato de mantener viva la crítica a una sociedad que ha sido muy violentada. Nunca hay que olvidar.

Por Víctor Lerma

Visto 341 veces
Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account